lunes, 17 de marzo de 2014

MI TIEMPO Marta Julia Ravizzi




Para Lourdes

Entender

un milagro en el hechizo

sabiendo que las preguntas,  muchas veces,

 carecen de respuestas.

Entender

que nuevamente y en nosotros

se repetía la magia de la vida. 

Entender

que ahí estábamos, expectantes y con miedo

hasta que el misterio nos fue develado.

 Aparece el prodigio que tiene los ojos muy claros,

y  se mezcla en la tibieza

de un llanto muy pequeño  y una mano

que se aferra al aire del futuro que está lejos.

 

Así,  el encuentro fue pautado dentro del corazón con mucho recelo,

porque

mi tiempo no es tu tiempo,

porque

mis días son efímeros al lado de los tuyos.

 

Por eso el temor, la incertidumbre.

Por eso el disfrute  en el que cada segundo en donde tus horas

se estiran  haraganas,  y tus sueños

rodean mis instantes. 

Mi tiempo no es tu tiempo,

y me desvela

pensar que no estaré un día a tu lado y que,

 tal vez,

no te acuerdes de cuando mis brazos te acunaban.

Pensar que, a lo mejor, te cuentan cuanto te he amado aún antes de ser.

Y mi dolor de no estar cerca de tus días

es parte de esta felicidad

a medias

que hoy nos disfrutamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada